Un año con GTD: aclarado mejorado

Cuaderno de bitácora: fecha estelar 22009.8, en el día 37 del #QuedateEnCasa.

Diagrama GTD de José Miguel Bolívar
Diagrama GTD de José Miguel Bolívar

Hace poco más de un año escribía sobre el curso del Nivel I de la formación oficial de GTD en que había participado.

En este tiempo han sucedido muchas cosas y he experimentado muchas subidas y bajadas de la tabla, que se han reflejado incluso en la marcha, o más bien no marcha,  del Blog y que finalizan habiendo realizado un profundo rediseño del sitio según los criterios que os explico en la página de inicio.

Este es un proyecto al que llevaba tiempo dando vueltas, incluso a riesgo de marear a los seguidores, aunque espero que solo un poco :).

Al final ha salido adelante, gracias a aplicar de forma mucho más sistemática el concepto de Aclarar, es decir, seguir el diagrama que conocemos y preguntarme ante los temas a que me enfrento:

  • ¿Tiene esto para mí alguna importancia o significado?
  • Si lo tiene ¿qué es exactamente?, ¿una idea?, ¿una posibilidad?, ¿algo que hacer?, ¿una información?, ¿un compromiso?

Gracias a GTD, y a pesar de usarlo mal, el interiorizar este proceso de aclarado me ha permitido ver algunos resultados claros cómo el cumplir un sueño, algo que os contaba aquí, y entender el por qué de algunos de los errores más importantes que he cometido durante mucho tiempo.

Hace no muchos días leía a David Sánchez, mi maestro en el curso presencial, en su entrada «Control para avanzar con perspectiva» y no puedo estar más de acuerdo con su frase:

A medida que mejores tu control, tendrás «espacio mental» para trabajar y mejorar los niveles superiores de tu perspectiva.

David Sánchez

Me está resultando increíble que disponer para mí de unas 14 horas, de las que antes no disponía, no haya disminuido la sensación de no estar haciendo todo lo que debiera que siempre me invade, y tengo claro que en la raíz de todo está una tendencia al sobre compromiso y un exceso de proteccionismo mal gestionados, que me provocan una sensación continua de descontrol, aunque veo que poco a poco esta va desapareciendo y el aumento de control me va aclarando la perspectiva, aunque aún quede mucho camino por delante.

Tengo claro que haber vivido para trabajar durante 40 años me ha enseñado mucho, pero hay aprendizajes que no se consiguen sin esfuerzo y a veces contracorriente, por lo que ahora que me ha llegado la hora de trabajar para vivir esta es una experiencia curiosa, que me ayudó a enfocar Sergio Pantiga en su entrada ¿Cómo te relacionas con el mundo que te rodea? sobre la ocupación del tiempo.

También ha sido de gran interés la lectura, que estoy repitiendo, de Hábitos Atómicos de James Clear  del que podéis ver un gran comentario en Hábitos atómicos. Cómo funcionan y se crean los hábitos o, este otro, en el Blog de Super Productivos ‘Resumen del libro Hábitos Atómicos‘.

Todo esto  viene a explicar dos decisiones que afectan sustancialmente a mi forma de trabajar, y a este sitio en particular, y que os quería compartir, no sin antes resaltar que estas nacen de las preguntas que antes os mencionaba.

Mi reajuste de herramientas.

Cuando realicé el curso que os citaba, e incluso antes, mi portátil era una castaña de los años 90, que subsistía gracias a usar GNU/Linux y estaba enfrascado en una especie de cruzada alrededor de GNU Emacs que me llevó a hacer el planteamiento que traté de contar en GTD con org-mode: Planteamiento inicial.

En este año he comprobado que ese sistema me llevaba a caerme de la tabla continuamente, por centrarme demasiado en hacer funcionar la herramienta.

Cómo cuenta Marta Bolívar, en su Blog «Sentido y Armonia» en la entrada  me han dado ganas de volver al papel, a mí eso me ha salvado cada vez que me he caído de la tabla, y estoy convencido de que papel y bolígrafo es el mejor sistema para aprender los hábitos de GTD y si alguien lo duda que hable con Miguel Franco ;-).

Por cierto que os recomiendo no perderse sus Blog, el de Marta por que la frescura con que habla de estos temas y el «Teenrebv» de Miguel por su magnífico enfoque educativo.

Desde ese momento mis guías de cabecera han sido la Guía Oficial de instalación de la David Allen Company, de la que, aunque ya la tenía, tengo la suerte de disfrutar su versión en castellano desde el curso, y la guía de instalación en papel, en todo lo que voy pensando siempre trato de ceñirme a ellas lo máximo posible.

Me ha ayudado mucho reflexionar sobre estas entradas, de Sergio La efectividad y las herramientas y de José Miguel Bolívar Herramientas: Tu mayor enemigo para aprender GTD y no perder de vista los conceptos que explica José Miguel Bolívar en OPTIMA3: De las «listas» a las «vistas», concepto que me recuerda mucho a la evolución que he conocido en la bases de datos, por el que pelee a muerte en mi etapa laboral cual Quijote contra los Molinos (acabe igual ;)), y que me parece fundamental no perder de vista, ya que es clave en el manejo actual de la información.

A pesar de eso he peregrinado por Todoist, con el que he trabajado bastante y me ha sido de gran ayuda, no solo con la herramienta, la serie de Jordi Fortuny sobre Todoist, aunque también he recurrido a la guía oficial de la David Allen Company y a la serie de Pablo Paredes.

Si bien Todoist es muy útil para gestionar listas, y se maneja muy bien en el smartphone, algo en lo que no se diferencia mucho de Remember the milk, otra de las que he probado, este tipo de aplicaciones no me ayudan en un aspecto fundamental para mí que es la organización de los materiales de referencia.

Otro problema que he encontrado es que, al ser listas, se alejan un poco del concepto de escritura y por eso le di una oportunidad a Evernote, aunque con este programa el problema es inverso, ya que está muy orientado a gestionar material de referencia, pero no es muy ágil con las listas.

Así que sujetando con alfileres mi sistema a base de papel después de tragarme, las magnificas recopilaciones de David Torné sobre GTD y Evernote y una vez más la Guía Oficial he optado por acercarme lo más posible al papel, y apañarme con lo que mejor conozco y he llegado a una implementación muy simple que os contaré usando GNU/Linux y el org-mode de Emacs, pero de una forma absolutamente simple que se parece más a un block de notas en papel que a otra cosa, lo que me facilita mucho el mantener el sistema.

No quiero dejar de destacar que en esta búsqueda también he revisado, por encima y sin probar que la cosa tiene mucha tela ;), el sistema de José Miguel Bolivar que me parece de lo más interesante por el uso que hace de los mapas mentales, pero al final lo descarté por el coste de las herramientas y de aprendizaje que supondría implementarlo.

No obstante por si a alguno le interesa, y para mi recordatorio os dejo, al pie de la entrada, los enlaces principales que revisé.

Los cambios en el Blog.

Aparte de lo anterior, desde el final de mi etapa laboral, se ha producido una transformación personal que unida a un año de duros acontecimientos personales y familiares me ha costado levantar y recuperar la ilusión.

Aunque siempre he tenido siempre claro que mi trabajo era, el de un profesional del conocimiento siempre he estado sometido al enfoque productivo de «hacer más y mejor»  y fue una de mis guerras tratar de hacer comprender que hacer bien las cosas a la larga ahorra trabajo, aunque tengo que reconocer que, a veces, he pecado al caer en el viejo dicho de la Parálisis por el análisis y sobre todo de mucha soberbia al tratar de andar solo el camino.

A estas alturas tengo claro que para ser efectivo es mejor dar pequeños pasos que empeñarse en hacer creaciones perfectas que nunca ven la luz, es por ello que he asumido que debo ser más humilde a la hora de aprender y no dejarme llevar por ilusiones y me he centrado en avanzar en lo que quería hacer, espero que a vuestro gusto.

De ahí ha nacido mi cambio de dominio, abandonando el anterior Quijote Libre, que hacía más hincapié en mi sensación de libertad, por este Jubilación Efectiva con el que pretendo:

  • Ayudar a entender y poner en práctica este forma de entender la efectividad a personas de mi generación.
  • Explicar de la forma más clara y sencilla posible, cómo lo hago, con qué y por qué.
  • Y por supuesto, compartir mis experiencias.

Eso sí me he permitido dejar pequeños recuerdos a Quijote Libre, por que sin él nunca hubiese llegado aquí.

El trabajo para llegar a la reorganización se ha basado en una nueva categorización del sitio y un cambio sustancial del diseño para hacerlo más claro y ordenado, y a partir de ahora, comenzaré un trabajo de mejora del etiquetado.

Por último no puedo dejar de expresar mi agradecimiento al grupo de Telegram de AprendiendoGTD que durante este tiempo, y espero que mucho más, me ha acompañado y ayudado.

Y con esto continuo la andadura en la que espero me sigáis acompañando y después del gran trabajo que me ha costado toda esta reorganización, os pido por favor, no dejéis de comunicar cualquier error que corregir o mejora que os parezca necesaria.



NOTA: para quien tenga curiosidad mi fecha estelar se calcula de la siguiente forma:

(((año-1)-1959)*365)+((mes-1)*30)+dia.x donde x equivale a 2.4 horas


2 comentarios en “Un año con GTD: aclarado mejorado”

    1. Muchísimas gracias José Miguel 🙂
      Es un placer aprender de vosotros día a día y este tiempo que me está permitiendo repasar el curso y tu libro, lo que está ayudando mucho.
      En cualquier el agradecimiento siempre a ti por tú esfuerzo en difundir y enseñar.
      Y por cierto que sepas que cualquiera de los nodos tenéis abierta la puerta en la serie de maestros en cualquier momento.
      Un abrazo.

Comenta la entrada para que el Blog pueda mejorar:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Ir al contenido