Te jubilas del trabajo, no de la vida

Todos tenemos nuestras pequeñas, o grandes contradicciones, por ejemplo no sé de nadie que reconozca que vive para trabajar, salvo que lo haga como queja por que no le queda otro remedio.

Yo soy de los que piensan que cada edad tiene su por qué y para qué, aunque es verdad que cómo muestra de una de esas contradicciones personales el cese de la etapa laboral ha generado algunas incertidumbres e inseguridades, al cambiar mis rutinas y los equilibrios de mis áreas de interés.

La realidad es que en este mundo, aparentemente tan superficial, en que vivimos, en el que todo parece que todo esta diseñado para treintañeros productivos, sanos, guapos, saludables y pudientes, me llama mucho la atención que, cada vez más se enseña, a los niños a reproducir, desde edades más tempranas, actitudes de adultos y a los abuelos a vivir, no ya activamente sino, dando la espalda a su edad, pero dejemos esto que me pongo filosófico y la lio :).

En ese camino, mi lucha a brazo partido con el GTD© me esta ayudando a no perder el norte a pesar de que, a veces me cuesta ver el panorama general, y tanto Aclarar como Reflexionar se han convertido, para mi, en los dos aspectos favoritos del sistema.

En cualquier caso leer, escribir y pensar, actividades con las que disfruto, me ayudan a tener una perspectiva más clara de donde estoy y donde voy, y en ese sentido la entrada de de Paz Garde «#VidaSinEstrés: Reflexionar para elegir con confianza» puso en marcha mis neuronas y eso es lo que os cuento …

Lo que llamó mi atención

Lo que más me impacto es que los tres aspectos con que enfocaba la revisión semanal, que no es otra cosa que una reflexión sobre donde estamos y hacía donde vamos, coinciden totalmente con lo que busco desde hace años, quizás por mi deformación profesional cómo gestor de calidad.

Estos tres aspectos son:

  • Abrir la mente. No perder el norte, salir del barullo del día a día y ver mi vida en conjunto, sobre todo huyendo de certezas, algo que es en lo que más noto la edad, ya que con los años cada vez doy más cosas por sabidas y eso cierra puertas, así que tengo que hacer un esfuerzo para poner en tela de juicio mis criterios, dar un paso atrás y mirar desde una perspectiva más amplia.
  • Mejorar mi sistema, algo en lo que coincido en la forma, pero no en el fondo ya que esa mejora, más que en el contenido, tengo tendencia a enfocarla a la herramienta y el workflow, lo que supongo es falta de seguridad y madurez de mi sistema.
  • Busco coherencia entre la persona que soy, la que quiero ser y lo que hay en mi sistema. Este es quizás el punto más complejo, ya que para mí el sistema no tiene sentido si no me lleva a lograrlo y a veces lo noto falto de perspectiva.

Mi duda

Además de lo anterior, lo que más me impacto fue el verme reflejado en la afirmación;

«Hay personas a las que les cuesta ver el valor a la revisión semanal, probablemente por el hecho de que estas personas no tienen un sistema GTD® completo«

Paz Garde

Aquí surgió mi duda, por que yo, que no desprecio el valor de la revisión semanal, si que a veces me cuesta «dar vida» a las conclusiones, primero por que a veces peco de reflexionar demasiado y actuar poco. Por ello aunque reviso mucho el sistema, creo no lo hago de forma organizada y me dio por pensar que algo le falta a mi sistema.

El cambio

En general, creo que no es una cuestión de método sino, más bien, de malos hábitos, así que lo plantee en los comentarios y Paz me aportó una serie de consejos que estoy tratando de poner en práctica, que no son otros que estos:

  • Escribir correctamente las siguientes acciones.
  • Tener claridad sobre «para qué» (el propósito)
  • Hacer las siguientes acciones de un «tamaño» razonable, para mí. Por ejemplo, si una siguiente acción requiere de mucha energía mental trato de hacerla de menos de 30/40 minutos
  • Practicar la autocrítica y quitar las siguientes acciones que realmente no tengo compromiso suficiente para hacerlas
  • Perdonarme, ser buena conmigo, entender que todos procrastinamos y ponerme a hacer las cosas. ¡Solo pierde el que se rinde!
    En ocasiones los arboles no nos dejan ver el bosque por eso es bueno dar un paso atrás y observar nuestro mundo. Eso es lo que hacemos en la revisión semanal.

Lo cierto es que esa serie de consejos me han hecho reflexionar, levantado el ánimo y, además, me han ayudado a hacer una «casi» subida a la tabla.

Con todo ello se ha producido un cambio de mi perspectiva, algo desenfocada por la situación, muy preocupante, que vivimos, no solo por el tema sanitario, por los follones de la boda del hijo que se complica, y en resumen por los retos que la vida nos pone.

Esos retos, que en mi vida no han sido pocos, y que con la gran ayuda de mi esposa siempre hemos superado juntos me sugirieron el título de esta entrada, al poner en valor el hecho de que aunque cambien las condiciones de nuestra vida, lo que no cambia es que hay que vivirla, disfrutarla y aprovecharla, así que en eso estamos.

Revisión semanal

Hay una parte que también salió en la conversación y que he visto cierta en la última revisión semanal y es la de que «observar la tendencia de cualquier asunto también me ayuda a ir ganando «visión»» y valorar lo que se va consiguiendo, por eso he decidido que a partir de ahora iré incluyendo los logros más relevantes de mi revisión revisión semanal que en esta ocasión han sido:

  • La Declaración de la renta esta lista, presentada y archivada.
  • He instalado, en dual boot, mi nuevo sistema operativo base Arco Linux tanto en mi escritorio cómo en mi portátil y organizado de forma paralela las carpetas.
  • He arreglado un par de problemas pendientes del Blog
  • He realizado una sesión guiada de revisión de este Blog.
  • He vuelto a subirme a la tabla y realizado la revisión Semanal
  • He finalizado la batalla de Alcañiz por email y he conseguido evitar una derrota mayor, algo nuevo en mi
  • He publicado, al menos una entrada en el Blog, (tres desde el pasado día 9).
  • He avanzo en el proyecto de Agencia Espacial Kerbal, que empieza a tomar cuerpo.
  • He avanzado poco en temas de lectura, y de organización de notas.
  • Para finalizar, y aunque sé que no es mérito mio, sino de todos los que me leéis he visto de nuevo el Blog en el Ranking de OptimaLab, algo que, por ser de quien es y por sus criterios objetivos, tengo que reconocer me hace mucha ilusión

Comenta la entrada para que el Blog pueda mejorar:

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
Ir al contenido