Notion

120 días procrastinando

Parece mucho tiempo, y es bastante triste, pero la realidad es que llevo 120 días procrastinando a cuenta de las herrramientas.

Me doy cuenta de ello al revisar mi entrada «Tiempos nuevos» y los dos objetivos que allí me marcaba tratando de cerrar las múltiples pruebas de aplicaciones que comencé este verano.

Procrastinar es según el diccionario de la RAE «diferir, aplazar«, vamos el vulgar dejar para mañana, pero en su esencia, al menos en mi caso, hay más de falta de compromiso, perfeccionismo mal entendido y miedo al fracaso.

No obstante no ha sido un tiempo totalmente inútil y ese enredo en el cacharreo, un mal hábito que me hace perder una cantidad de energía y tiempo brutal, con el que ando peleando, es lo que pretendo contaros hoy.

Tiempos nuevos

Este año 2020 está siendo muy extraño para todos, y aún no nos terminamos de dar cuenta de que asistimos al nacimiento de unos Tiempos Nuevos.

Yo que soy aficionado a la historia, recuerdo esas fechas clave que marcan el inicio de una nueva era, cómo el descubrimiento de América o la toma de la Bastilla y vivo con la sensación de que asistimos a algo similar.

Ciertamente, esas fechas son acuerdos académicos que reflejan una evolución de años que cristaliza en un mundo diferente, un cambio que nunca se produce de la noche a la mañana.

En ese sentido hace tiempo pienso que la caída del muro de Berlín en 1989, inició un proceso que está cristalizando en un mundo radicalmente diferente.

Todo esto viene a cuento por que mi revisión anual de este año y el enfoque a que me dirige mi sistema GTD, reflejan una maduración similar que me lleva a algunos cambios importantes que afectan a mi vida y, cómo no, a este Blog.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Ir al contenido