Emacs

Escalable y configurable editor de textos y mucho más.

Su base es un interprete de Emacs Lisp, una variante del lenguaje Lisp muy utilizado en IA y para mí una herramienta única.

Forma parte de muchos de mis flujos de trabajo, actuales y, seguro que, futuros ya que su amplitud la convierte casi en un sistema operativo en si mismo.

Lo fundamental para mí es como me ayuda a abrir la mente y a organizarme desde lo más simple, un fichero de texto plano.

Si además le sumas org-mode, uno de sus modos mayores, en el que tengo mi GTD y casi todas mis notas, se convierte en una herramienta insustituible.

Spacemacs ¿Editor definitivo?.

Pues, para mí, va a ser que no, aunque en mi lento retorno a estos andurriales, me he visto sorprendido por este entorno.

Lo cierto es que este verano me he encontrado con un pequeño problema ya que se me ha oxidado algo el Emacs, por falta de uso y en la búsqueda de vídeos de refresco y prueba, uno de los mayores dolores de cabeza era entender el por qué de mi lioso init.el, bien comentado pero muy desorganizado.

Al final me he encontrado con Spacemacs algo que definiría cómo un vestir de editor «moderno» a Emacs para facilitar su uso a torpes o Vimeros irredentos. El paquete me ha sorprendido, y aunque al final he descartado usarlo, y os cuento porque, creo se merece esta entrada.

Compilando Emacs en Debian Stretch.

Mi Emacs recien compilado, en mi Debian Buster

Una de las últimas tareas que acometí en mi Debian, antes de pasarme al mundo de Antergos, fue la de compilar GNU Emacs, algo necesario para dispones de su última versión, dado el sistema de gestión de paquetes de esta distribución.

La tarea me imponía algo de respeto, porque hacía muchos años que no me enfrentaba a una compilación y soy consciente de mi limitaciones como usuario de GNU Linux.

Hoy, dentro del proceso de reinstalar mi Debian Buster en mi regreso a este mundillo he recuperado esta entrada para instalarme la última versión de Emacs (28.0.50) y la he hecho algunos retoques que os dejo remarcados con este color.

Os cuento.

GTD con org-mode. Primer intento.

Bueno, pues aquí estamos.

Tras la formación GTD, Nivel 1, que os comenté en esta entrada anterior me he encontrado con un sistema GTD funcionando, que hay que aprovechar y sobre el que hoy os quiero hablar.

Me parece importante comenzar a explicar los ajustes que, seguro, iré haciendo a mi sistema GTD para ver como evoluciona, compartir la experiencia de aprendizaje y asentamiento de mi sistema y controlar posibles errores.  En entradas posteriores, simultáneamente,  abordaré la idea desde el comienzo, poniendo en orden mis apuntes y explicando que es GTD y las buenas prácticas que voy aprendiendo en cada fase.

Adquisición de hábitos con ayuda de org-mode.

Introducción.

Cuando hablamos de «mejora personal«, utilizar un sistema como GTD es fundamental para realizar un seguimiento de las acciones realizadas, lo que favorece la revisión y el análisis de nuestras buenas o malas prácticas. Dentro de estas acciones hay una serie de ellas, conocidas como hábitos, que son una base fundamental de nuestro día a día, y nos condicionan mucho más de lo que pensamos. Pero, ¿que son los hábitos?.

Mis maestros: Drymer, el Emacs en castellano.

Logo Emacs

Cuando descubrí org-mode y, como consecuencia, me topé con Emacs, me sentía bastante inseguro como para  trabajar en inglés sobre todo ello, y al hacer la recopilación de recursos, que por cierto creo debiera reorganizar :(, el descubrimiento del sitio de Planet Emacses, a día de hoy inactivo, fue una auténtica alegría y se convirtió desde entonces en una de mis principales fuentes de estudio.

Como consecuencia de ello conocí a drymer, el protagonista de hoy, autor del gran Blog Bad Daemos, y uno de los animadores de la comunidad de Emacs en castellano, al que siempre encontraras disponible tanto en el grupo de Telegram, como en el imprescindible canal de IRC en freenode #emacs-es.

Es por eso que tenía claro que no podía faltar en esta serie,  y por lo que me atreví a pedirle que nos contará, brevemente, su encuentro con Emacs.

Además teniendo en cuenta que, sin que yo lo esperase, Emacs se ha convertido en mi centro de trabajo, mi tema fundamental de estudio, y el elemento de más peso en mi Blog, creo era lo más adecuado para cerrar esta primera etapa de mi Blog.

Con esto os abandono por un tiempo, que espero no sea largo, y me retiro a trabajar en otro tema importante, con lo que espero cojer fuerzas e ideas para volver con ánimo redoblado, así que, con un abrazo virtual,

Os dejo con él …

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Ir al contenido